Bienvenidos a mi casa en la web

Creada por mi gran amigo Wilton Vargas, grande en la tecnología
(tecnetico.com), a quien agradezco el que pueda seguir compartiendo con ustedes mis escritos, eventos a los que he asistido, reseñas y las vivencias que a diario me inspiran.

Homenaje al escritor Luis Alberto Ambroggio en el Primer Hispanic Heritage Poetry Festival de Miami

Luis Alberto Ambroggio

 

El primer Hispanic Heritage Poetry Festival de Miami se llevó a cabo los días 18 y 19 de octubre 2018. Se le ha dedicado al reconocido escritor argentino Luis Alberto Ambroggio. La promotora cultural y escritora Pilar Vélez tuvo a su cargo la organización del evento junto a múltiples colaboradores.

 

Pilar Vélez

 

Participaron poetas de México, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, España, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, Argentina, Cuba, El Salvador y Perú.

Luis Alberto Ambroggio, Marisa Ruso. Luis Carlos Fallon, John Jairo Palomino, Janiel Humberto Pemberty, Rubí Arana, Odalys Internián, Yossie Crespo, Karla Coreas, Sergio Genloch, Xánath Caraza, Xalbador García, Danilo López, Rina Soldevilla, María Juliana Villafañe, Lourdes Vázquez, Iris Mónica Vargas, María Palitachi, Rosanna Blanchard, Yrene Santos y Massiel Álvarez

 

Les compartimos las fotos de algunos poetas participantes.

 

 

Dos días de música, bailes folklóricos y dieron color a las actividades, donde artistas plásticos pudieron exhibir sus obras.  Jóvenes pudieron participar con sus canciones, versos y bailes.

 

 

El Comisionado la ciudad de Doral, José (Pepe) Díaz, acompañados de la Concejal y otros miembros de gobierno, manifestó que era una experiencia enriquecedora promover la cultura de una forma nueva en la ciudad. Acompañado por otros miembros de gobierno dieron la bienvenida a todos.

 

 

 

Éxodo a las Siete Estaciones del poeta peruano Bethoven Medina

Desde el Perú el escritor Bethoven Medina me hace llegar un escrito sobre su obra “El Éxodo de las Siete Estaciones“.  Esta opinión es del también escritor peruano Jorge Nájar, quien reside en Francia.  Les comparto el texto que es un análisis a fondo de la obra de Medina. Un libro que cuando lo leí me dije, habrá que regresar a leerlo. Tal vez Jorge Nájar nos de algunas respuestas o nos deje en esa búsqueda que ilumina al poeta.

Jorge Nájer comienza LA ENTONACIÓN BÍBLICA EN LA POESÍA DE BETHOVEN MEDINA:  “Mi país, es tierra ocre-amarillo en océano del Sur; / (…) hundido en este arenal, sin aliento ni cielo, persisto.” Así canta la voz del caminante que habita en Éxodo a las siete estaciones de Bethoven Medina (Martínez Compañón Editores, 2016, Cajamarca, Perú).

 

Bethoven Medina

 

Entrevista que le hiciera a Medina Omar Aliaga para Correo.

https://diariocorreo.pe/edicion/la-libertad/bethoven-medina-el-arte-es-de-gran-responsabilidad-y-la-literatura-es-un-sacerdocio-y-compromiso-video-760000/

 

Los versos citados son del poema “Viernes” de la sección Los siete días de la semana. Y en pos de otras características del cantor, he vuelto a sumergirme en sus sonoridades. De entrada, su estructura externa alude a los Siete días de la creación del universo, así como a los Siete ensayos sobre la realidad y otras aproximaciones en torno al cabalístico siete, número sagrado, dicen. Aunque parezca un puro regocijo formal, su apuesta cala hondo. La primera sección, Los siete días de la creación del mundo, se abre con un poema que es a la vez un blasón, un escudo, una marca de fábrica: tres estrofas de siete versos, características formales que lo regirán por entero. Y ahí, entre esos pilares y parapetos, resuena la voz del poeta.

Avanzando en la lectura de las estancias que lo componen el lector descubre la presencia de ideas cercanas a la religiosidad flotando por encima de lo que las instituciones y el poder han pretendido hacer de esta idea. Así, pues, calificarlo de libro insólito es poco decir. Eso sí, me parece un libro ajeno al panorama de la poesía actual, algo así como un libro brujo para volver a utilizar la expresión del joven L. A. Sánchez tras su primera lectura de volcánico Trilce.

 

Lo más evidente en Éxodo a las siete estaciones es su inspiración sostenida y la sucesión de luminosos destellos plenos de densidades y significaciones. En “Día primero”, abriendo el concierto, se oye: “Con Disco Solar busco azorado el origen como si me siguieran.” Y el lector no puede menos que preguntarse a qué orígenes se refiere y quién o quiénes lo siguen (¿o lo persiguen?). Más adelante, como cerrando la primera estrofa del poema, añadirá: “E insto a recuperar lo nuestro / hasta caer abrazado a la piedra / que encierra las claves del Saber.” Buscar el origen en la sabiduría registrada en la piedra, resulta pues uno de los ejes semánticos a lo largo de esta experiencia. En esta sección asistimos a la creación del universo dentro del cual se asentaran sus preocupaciones. Así en “Día segundo”, la misma voz sostiene: “Descubro el mar lejano abrazado al firmamento, / y el día entre garúas baja a dar vida a los totorales.” Las opciones léxicas van señalando sus marcas si nos detenemos, por ejemplo, en totoral, del quechua tutura, planta común en esteros y pantanos. En “Día sexto” esto es mucho más evidente: “Festejemos los días de la creación del universo, / y superemos altos muros, caminos de piedras y espinas.” No cabe duda de que estamos ante una voz ajena al pesimismo. La voz de un caminante a la búsqueda de la luz: “Al crear todo, se hizo la luz de raíz a flor; / y en los paisajes llovieron plegarias que ríos aún anuncian, / y dichoso escucho en el alba el canto del jilguero. / Es la historia quien impone su color, opacando al camaleón; / y el mar siente gozo en su agua al abrazar la tierra.”

Si la entonación es bíblica, la ambición creadora aspira hacia la reunión de los conocimientos o ideas relativos a la creación de la realidad del mundo. Aun así, el yo imperante en este Éxodo sabe que escribir es también una manera de precipitarse al vacío y desde esa caída mucha veces sin fin lanzar salvas e himnos. El poema como un espacio escénico ilusorio, una pantalla detrás de la cual no hay nada, o quién sabe, toda la realidad por traducir en poesía. Es la marca de esta poesía. La realidad que asoma en Éxodo a las siete estaciones parece como revelada a los sentidos. El libro cuenta con toda una sección consagrada a las Siete notas musicales donde escuchamos “La luminosa música cautiva, / nos aleja de la soledad de los paisajes…” Y donde el hablante nos dice “estoy pensando y sintiendo / la luz espléndida bajo la lluvia de la Vida…” Así nos resulta evidente que participan en esta aventura del mundo musical tanto los ojos como los oídos, el olfato, el tacto y el pensamiento. Ellos dirigen el asalto a lo que existe, todos confabulados y compenetrados entre sí puesto que “El alma no se pesa, ni mide. Se siente; / calladita ilumina el huerto de esperanza…” Esa voluntad sensorial le permite afirmar: “mi corazón tamborea más y más, / cuando pregunto nombres a las piedras, / tiran de mis nervios como cuerdas arrancadas… / Al final y al borde del camino reflexiono como un árbol; / identifico el ascenso y exploro dimensiones humanas–esotéricas.”

Una profunda reflexión sobre la experiencia humana avanza en Los siete días de la semana, los siete cuerpos del ser humano, las siete palabras de Cristo, los siete colores de la gama acromática y los siete ensayos sobre la Realidad. Así, cerrando la sección de los cuerpos del ser humano, oímos el canto al Cuerpo Íntimo: “… la muerte no existe, / es viejo puente que espera nuestros pasos cada amanecer / … La creamos nosotros, imperfectos viajeros, / en tanto buscamos guanábanas debajo de la cabellera del sol, / y la tierra se abre como vena / … Me reanima morir o nacer, y soy feliz, / en estado de transición, … / si quedé en deuda con la fuente y otro cuerpo, / naceré cordero a terminar mi caída, / atravesaré puentes rápidamente, / y del campo recogeré azucenas y talismanes. / ¿Cuántas veces me perdí en bosques, magnolia? / Un día de estos naceré ¿Quién será mi madre?” La reflexión en torno a la experiencia humana avanza enriquecido por un discurso con un aire metafísico.

 

Jorge Nájar

 

En la sección quinta, Las siete palabras de Cristo, es donde más evidente resulta la fusión de una religiosidad aferrada al terruño y a la experiencia individual. Así en “Madre, he ahí a tu hijo. Hijo, he ahí a tu madre” la voz del hablante se sustituye a la de Cristo y nos dice: “Madre, al acordarme de ti, regreso saltando en cuclillas; / y en la playa de pescadores acaricio chalaneros cuando predico la verdad / … en esta búsqueda, vibrante itinerario, / vuelvo a navegar con fe sobre caballos de totora…” El poema revela ese punto, nudo o vértice hacia donde lo diverso converge: el caminante a orillas del mar, la agitación de la vida y la sorprendente imagen del navegante en su caballito de totora en la intensidad de la luz; y allí donde todo se nubla cubriendo de silencio el paisaje, el poema nos lleva hacia ese polo de atracción o centro donde la vida se debate, hacia el centro de la vasta red de relaciones que el acto poético convoca y comunica: “El caos marca humanas heridas, Madre; / y la tarde flamea tu piel de rosados pétalos, / y surge la salud en los hombres ávidos de ecología y devotos de la Vida…” todo se traslada hacia donde “la tarde flamea tu piel” y todo permanece indemne entre los hombres “devotos de la Vida”. Esa es la plenitud del presente de la imagen. Para Bethoven Medina, en este caso tiempo siempre vivo. La piel materna en la luminosidad del día es la momentaneidad reveladora; su vibración lo saca del tiempo y lo transporta. La imagen de ese instante está por ende fuera de la temporalidad histórica.

No es lo señalado el único registro de este poeta. En “Tengo sed” oímos: “Lejos de todo, la Vida cobra jerarquía azul; / con su libertad crecen ciruelos, lúcumos, / y mi cuerpo sediento camina por valles / … Con mi sed persisto este viaje en los desiertos, / recolecto palabras de testimonios luminosos…” Aquí reaparece la imagen del caminante, una constante a lo largo de todo el conjunto. El acceso al trascendentalismo visionario que habita en este Éxodo se produce desde el caminar por el desierto, por las montañas, por los valle poblados de árboles frutales. El caminar es la ocasión privilegiada para ser rodeado por todo lo que existe. “Soy el forastero en busca del talismán en cerros olvidados”. Y en Siete colores del arco iris vuelve a emerger el ser que le otorga cuerpo y realidad a toda esta sucesión de destellos multicolores: “Anduve por orillas no descubiertas, / en arroyos enterré mis mapas, / giré, como hélice sin ataduras, / y avanzo en el camino, espléndido como un retoño.”

Si en esta lectura hemos puesto de relieve aquel poema en el que alude a su país de tierra ocre-amarilla a orilla del océano sur, en la estancia final del conjunto, Siete ensayos de la realidad, ese país es designado con todas sus letras y con todos sus nombres a lo largo de la historia. Así lo vemos en  “Evolución económica”. Idealizando el pasado la voz sostiene: “El Tahuantinsuyo es honroso antecedente; / significa abrir ventana a la puesta del sol. / Ahora, el peruano acude al fondo monetario… / este país de navío inseguro es nuestro… / En el Perú, los maíces se levantan insatisfechos, / y lejanos, son brazos altaneros que convocan / a medir los años, las siete vacas flacas; / y a sacar el alma, al alma, para vivir cantando.” Si el poeta reivindica la incertidumbre como condición inherente a lo poético, y también a la modernidad en continua revisión de sus premisas, en esta sección culminante de su canto el yo poético nos dice: “mañana persistiré en mi viaje hacia la identidad.” Esta actitud incita a pensar que si la poesía del futuro Bethoven Medina es de algún modo todavía indiscernible, incluso si estamos ya en ella, no está lejos de las preocupaciones del pasado. Como ignoramos su porvenir, intentar preverlo nos lanza hacia lo distante, hacia lo distinto que no podemos aprehender. Ya dije que en su caso no hay radical mudanza de retórica. Existen en cambio otras rupturas. Y por encima, emergiendo del paisaje recorrido por el caminante, uno se queda habitado por la idea de que las transformaciones de la poesía en este poeta se inscriben esencialmente en la actitud y el registro de las entonaciones sin que las estrategias formales sean las que rijan pese al imperio de las tres estrofas por poema, cada una de siete versos. Y el siete cabalístico de la incertidumbre.

JORGE NÁJAR

Playa Fanals, septiembre de 2018.

Les comparto un enlace de un escrito del escritor Winston Orrillo sobre Jorje Nájar en el blog de Harold Alva, para que lo conozcan.

http://haroldalvaviale.blogspot.com/2014/03/jorge-najar-y-una-novela-alucinada.html

 

V Encuentro Internacional de Poesía- Vuelo de Mujer – Madrid 2018

El pasado 12 de septiembre, la escritora Silvia Cuevas Morales, tuvo a su cargo la presentación del V Encuentro Internacional de Poesia – Vuelo de Mujer en Madrid. Un encuentro que organizó con mujeres comprometidas con el tema:  Violencia de Género. Éramos de diferentes países pero con una misma voz.

Cuevas es chilena de nacimiento. En 1975, tras el golpe militar de Augusto Pinochet, viaja a Australia con su familia y fija en Melbourne su residencia. En la actualidad vive en Madrid donde trabaja como editora, traductora literaria y periodista independiente. Licenciada en Filología Hispana con especialización en literatura española y latinoamericana.

https://silviacuevas-morales.blogspot.com/2018/

 

Silvia Cuevas Morales

Diez poetas de diversos países participaron del Encuentro que se llevó a cabo en “ El dinosaurio todavía estaba allí “, un lugar con un ambiente maravilloso cuya dueña Marisol Torres, fue una de las poetas participantes. . La escritora ecuatoriana Patricia Merizalde viajó desde Ecuador para presentar su ciclo “Vuelo de Mujer: el arte frente a la violencia”.

Patricia Merizalde,con el arte y la poesía despliega las alas para el Vuelo de Mujer

 

Patricia Merizalde

El cartel fue elaborado sobre una pintura original cedida por el pintor Oliverio Corrales Rivera, titulada “Vuelo mágico“.

 

 

Grupo de poetas participantes, de izquierda a derecha, Isabel Miguel, Marta de la Aldea, Patricia Merizalde, Silvia Cuevas Morales, María Juliana Villafañe, Asunción Caballero, Zheyla Henricksen y Rosa Silverio. Abajo Graciela Zárate y Marielys Duluc Reyna

 

Isabel Miguel, Marta de la Aldea, Patricia Merizalde, Silvia Cuevas Morales, María Juliana Villafañe, Asunción Caballero. Abajo Graciela Zárate y Marielys Duluc Reyna.

 

Les comparto los enlaces de biografías y noticias de todas las participantes para que las conozcan. Feliz de haber representado a mi Puerto Rico.

 

Isabel Miguel – Foto de archivo

http://colorpalabras.blogspot.com/2013/03/isabel-miguel-poeta-presidenta-del.html

 

Marielys Duluc

http://boardingpasstv.com/index.php/2018/05/24/cangrejos-antillanos-libro-de-marielys-duluc-reyna/

 

Rosa Silverio

https://es.wikipedia.org/wiki/Rosa_Silverio

 

Graciela Zárate

https://www.20minutos.es/noticia/2982976/0/graciela-zarate-recita-este-lunes-zalacain-dentro-lunes-literarios/

 

Asunción Caballero

http://larebeldequenofui.blogspot.com/p/blog-page.html

 

Marisol Torres

http://madrilanea.com/2016/02/18/poesia-restaurantes-bocados-madrid-bares-cafeterias/

 

Marta de la Aldea

http://www.vertigu.com/2017/11/marta-de-la-aldea-presental-llibru-de-relatos-eso-no-me-lo-dices-en-la-calle-en-xixon/

 

Zheyla Hendricksen

http://alfredasis.cl/zheyla.htm

Agradezco a Silvia Cuevas Morales por la invitación a participar de este V Encuentro Vuelo de Mujer. Y volamos alto! Les dejo las palabras de Graciela Zárate: QUE NOS QUEDE MUY CLARO: AMOR SE ESCRIBE SIN SANGRE, EL AMOR NO ASESINA Y NO ES NO SIEMPRE, PORQUE NOS QUEREMOS VIVAS. 

 

Maria Juliana Villafañe, Silvia Cuevas Morales y Patricia Merizalde

 

María Juliana Villafañe

 

Gracias a mis amigas Encarna Carrillo, Blanca Vega y a mi prima Adriana Rexach por haberme acompañado esa noche en Madrid.

Les dejo con este video que nos regala Encarna Carrillo del Encuentro!

 

 

 

Women Weavers- The Warp of Memory – IDEOBOX ARTSPACE – Windwood Miami

Last night on September 14th was the opening of the art exhibition “Women Weavers, the warp of memory” at the IDEOBOX ARTSPACE in Windwood. The exhibition is curated by Aluna Curatorial Collective, directed by Curator Adriana Herrera.

 

Norah Hernández, an artist from Puerto Rico is participating as an invited artist of this exhibition, along  with Pioneers Olga de Amaral, Stella Bernal de Parra, Maria Angélica Medina, and Cecilia Vicuña. Other invited artists were Frida Baranek, Karla Capralli, Sandra de Berduccy, Sylvia Denburg, Marina Font, Akiko Jackson, Mira Lehr, Elysia Mann, Marcela Marcuzzi, Suzanne Noujaim, Cecilia Paredes, Mabel Poblet, Raquel Schwartz, and Agustina Woodgate.

 

In the center Curator Adriana Herrera smiles along with participating artists.

 

 

The exhibition has the work of women threading their artistic vision. According to curator Adriana Herrera : Their artwork span from the celular universe to all that could be weaved or stretched atop the image of the feminine body.

 

Artwork of Norah Hernández

 

 

AKiko Jackson, Norah Hernández and Olga de Amaral

 

 

Norah Hernández and Akiko Jackson in front of Akikos art work.

 

 

Norah Hernández with Victor Losito, Akiko Jackson and a friend.

 

It was an honor to attend such a magnificent exhibition! So proud of my lifetime friend Norah.

 

Norah Hernández with one of her “Bodies of Light” and María Juliana Villafañe

 

 

Festival ‘Pido la palabra’, una mirada a la literatura en español en Estados Unidos

 

La Feria del Libro de Miami, del Miami Dade College, Suburbano Ediciones y el Centro Cultural Español, llevaron a cabo el festival Pido la palabra, una mirada a la literatura en español en Estados Unidos. El evento reunió a varios de los narradores, poetas y editores más representativos de la literatura en español contemporánea que se escribe y publica en el país.

Uno de los temas debatido fue: El estado de la literatura en español en Estados Unidos, integrado por Pablo Brescia, Naida Saavedra y Fernando Olszanski. Moderado por Mónica Prandi. Fueron presentados por Pedro Medina, Director de Suburbano Ediciones.

 

Pedro Medina presenta a Pablo Brescia, Mónica Prandi (Moderadora), Naida Saavedra y Fernando Olszanski

 

El segundo tema que de debatió fue: Un país de antologías: la importancia de las recopilaciones de autores iberoamericanos en Estados Unidos, integrado por Asdrúbal Hernández, Fernando Olszanski y Hernán Vera Álvarez. Moderado por Ainara Mantellini.

 

Mariel Gal (Miami Dade College) Asdrúbal Hernández, Ainara Mantellini y Hernán Vera Álvarez.
Asdrúbal Hernández, Fernando Olszanski, Ainara Mantinelli y Hernán Vera Álvarez

 

El tercer tema fue: Publicar desde otra geografía. Los panelistas fueron Gastón Virkel, Luis Alejandro Ordóñez, Rodolfo Martínez Solomayor, Jaime Cabrera y Lourdes Vázquez. Moderaba Omar Villasana.

 

Mariela Gal presenta a Gastón Virkel, Luis Alejandro Ordóñez, Rodolfo Martínez Solomayor, Jaime Cabrera, Omar Villasana (Moderador) y Lourdes Vázquez.

 

El evento finalizó con un jamming de poesía, con María Juliana Villafañe, Legna Rodríguez Iglesias, Carlos Pintado Germán Guerra, Ena Columbié, Andrés Pi Andreu y Kelly Martínez Grandal.

La iniciativa buscaba establecer un diálogo en torno a la literatura, las publicaciones, las tendencias y el mercado de las obras escritas y editadas en español, en Estados Unidos.

 

Carlos Pintado y María Juliana Villafañe

Felicitamos al poeta Carlos Pintado en su cumpleaños al final de la jornada.

Una voz poética se levanta con fuerza en Perú- GIAN PIERRE CODARLUPO

 

El 24 de noviembre, 2017 en Lima, Perú, tuve el inmenso placer de conocer al poeta Gian Pierre Codarlupo (Piura). En esa ocasión junto a otros cinco jóvenes recibió Mención Honrosa durante la Premiación del Joven Poeta del Perú. En esa ocasión el ganador fue Roy Alfonso Vega Jácome.

Este pasado 10 de febrero, en la Casa de la Literatura Peruana, se presentó el libro Caída de un pájaro en el mar de Gian Pierre Codarlupo, Premio Nacional de Poesía Huauco de Oro. El poemario lleva un excelente prólogo del poeta Bethoven Medina quien en la contraportada dice: en este libro se presenta el lirismo ontológico y su confrontación con la existencia en varios matices, y su aparición es grata por cuanto en los últimos años se ha abusado del coloquialismo, de manera que esta poesía resulta fresca y renovada.

 

Gian Pierre Codarlupo

 

La presentación estuvo a cargo del escritor y editor Harold Alva quien manifestó sobre Gian Pierre que es: “heredero de una tradición que tiene en Marco Martos, Alberto Alarcón, Armando Arteaga, Roger Santiváñez, Miguel Angel Zapata, Luis Eduardo García, Houdini Guerrero y Martín Córdova, sus principales exponentes; es miembro de una generación que ha recuperado en el poema aquellas construcciones negadas por el coloquialismo que nos entregó, desde los sesenta, poetas como cronistas donde el rigor estético fue reemplazado por la inmediatez de la emoción.

 

 

Gian Pierre Codarlupo y Harold Alva

 

El escritor Roberto Arizmendi comentó sobre la poética de Gian Pierre en un comunicado que envió desde Coyoacán, México y fue leído en esa noche:  La poesía de Gian Pierre es de una fuerza extraordinaria. En las imágenes que va creando en sus poemas subyace una conciencia clara de su paso por el mundo y un gran compromiso con la vida, con la Naturaleza y con las personas, además del manejo mágico del lenguaje.

 

Jean Pierre Codarlupo y Roberto Arizmendi

 

Tuve ocasión de leer este poemario cuando aún estaba inédito y quedé impactada con la madurez con que este joven poeta, nos lleva a alcanzar alturas insospechadas en la emoción que nos transmite.

EXILIO

Dejé mi patria hace 19 años

con los ojos de mi madre

abandonados en mi espalda.

Dejé la mar,

las caminatas jadeantes

cuando el atardecer

era un mórbido sonido

entre mis manos.

 

Ahora

la madrugada sacude mis brazos,

recorre mi sexo,

y empiezo a recordar

unos ojos

que lentamente se han ido desmembrando,

que lentamente se fueron de mi vida

hasta ser solo una imagen descarnada,

embarazada de sí misma

y con una habitación entreabierta

por si alguien quiere hacer el amor

o recoger su muerte

antes de que sea demasiado tarde

y lo sorprenda un día

sin libertad.

 

Felicitaciones Gian Pierre!!

 

Escritores en la Plaza de los Coches evocan la Navidad- Cartagena Colombia 2017

 

La Navidad y la Poesía se unieron para hacer de mi visita a Cartagena, Colombia, una Navidad inolvidable. Quise viajar, cambiar el rumbo por invitación de la escritora española y amiga entrañable, Célia Vázquez. Ya recorrer esa maravillosa ciudad amurallada, que tanto me hacía recordar mi Viejo San Juan, era un regalo inmenso de vida. Ser invitadas a participar junto a poetas de Colombia al recital “Evocando la Navidad“, en el Corazón de la Ciudad, fue mágico.

 

 

La Asociación de Escritores de la Costa con el apoyo del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) prepararon un programa de recitales “Evocando la Navidad” a cargo del poeta José Ramón Mercado y la intervención del profesor e investigador Juan Gutiérrez Magallanes y el Fiscal de la Asociación de Escritores de la Costa Enrique Jatib T.  Fungió como maestro de Ceremonia Guillermo Correa. La actividad fue dirigida por Joce G. Daniels G.., quien preside a la Asociación de Escritores de la Costa.

 

 

Joce G. Daniel G.

 

La escritora, poeta y narradora colombiana y residente en España, María Elena Aldana quien es miembro de la Asociación de Escritores de la Costa y del Parlamento Internacional de Escritores, y  Joce G. Daniels, Presidente del Parlamento Internacional de Escritores, nos extendieron la invitación. La poesía une a los pueblos, fue un honor participar.

http://jocedanielsgarcia.blogspot.com/

 

 

María Elena Aldana

 

El Alcalde de Cartagena Sergio Londoño Zurek, dijo unas palabras de bienvenida a los escritores participantes y al público presente,  Entre los escritores participantes se encontraban, Fernando Herazo Girón, María Elena Aldana Solano, Nacha Newball Jiménez, Netty del Carmen del Valle Espinosa, Iliana Marún, Martín A. Peña, Shirley Cogollo, Luz Zuluaga Tinoco, Walter Calcedo, Raúl J. Padrón V., Jeanette A. Sánchez Lasso y las intervenciones de los poetas William Rodríguez Guerrero (Cuba), Célia Vázquez (España) y María Juliana Villafañe (Puerto Rico).

 

 

El Alcalde de Cartagena Sergio Londoño Zurek deleitó al público con algunos poemas.

 

Alcalde Sergio Londoño Zurek

 

ALGUNOS ESCRITORES PARTICIPANTES

 

 

 

 

 

 

Agradecemos a los escritores de Colombia por su calidez y cariño. Sobre todo a Netty Del Valle Espinosa y María Elena Aldana por el recorrido en su bella ciudad con las tradiciones como lo fue el Festival del Pastel.

 

Las escritoras Netty del Valle, Mimi Juliao Vargas, Maria Elena Aldana, Celia Vázquez y María Juliana Villafañe

En la Plaza de los Coches no podían faltar las Palenqueras, mujeres que habitan Cartagena de Indias y en especial, San Basilio de Palenque. Ellas se dedican a la venta ambulante de frutas frescas, bollos de maíz o dulces tradicionales.

 

En un paseo por Getsemani …lo encontramos!!

 

 

 

IMAGENES DE CARTAGENA

 

 

Un agradecimiento especial a Celia Vázquez y su Álvaro Alonso, quienes fueron mis anfitriones en Cartagena. Desde hace años Cartagena es también su hogar.

 

María Juliana Villafañe y Celia Vázquez

 

Nota: Todas las fotos fueron tomadas por María Juliana Villafañe excepto en las que ella aparece.